lunes, abril 17, 2006

Otra de Bolaños

Por fin creo descubrir el engranaje narativo de una vida, es como gritar Eureka en medio de un parque de diversiones sangriento. Estaba ahì, ante mis ojos, un poco de Perec, y la frase que abre 2666, del gran Baudelaire:

Un oasis de horror en medio de

un desierto de aburrimiento

2 comentarios:

Blakecioran dijo...

Creo que la Pelicula de Barnie en la muestra de cine de Sprienfield termina con esa frace... pero recuerde que los engranajes de los hombres son un poco mas complejos o si no preguntele a Sabato...

Blakecioran dijo...

Va y me regaña la real-viseralista, senti un desprecio de Maria Font por Juan García Madero.