domingo, febrero 04, 2007

El país de James Bond y el país de Rick (1)

1. Andrés Carnde Res versión Egipto y el alemán que gritó ¡Viva Colombia!

Después de conversar el tema con G y con la N, y pensar que lo que iba ser la entrada sería el reportaje perfecto para el C., tuve que cambiar toda la entrada y sólo voy a dejar lo pastelito.
El día sábado me encontré con P, su novia y su cuñada. Fuimos a comer picada bajada con pola en la versión del barrio Egipto de Andrés Carne de Res. Ellos recién llegaban de un viaje por la costa colombiana. A la tienda del barrio Egipto en la que estábamos llegó una señora manejando una camioneta Mercedes Benz tipo San Yong, nueva, color blanco. Se bajó del auto con media familia y los invitó a tomar gaseosa con pola. Por su manera de hablar y de conocer uno podría decir que la señora se había criado en el barrio Egipto y venía mostrando su progreso. No tendría más de 30 o 35 años. Sé que es prejuzgar a las personas, pero cualquier estudio probaría que los ingresos legales de los habitantes de Egipto no están por encima de la media de las mimas personas que se podrían llamar adineradas del norte de la ciudad. Egipto es un barrio obrero, lleno de habitantes con raíces populares y conocidos problemas sociales. Ver a la señora volver a su barrio montada en San Yong e invitando a todo el mundo, junto a una historia antes relatada, me hizo pensar que ésta es la época dorada de los narcos y los paracos en el país.

Cuando bajamos de Egipto ya se había hecho de noche y seguimos tomando Pola en algunos bares de La Candelaria. Ahí conocimos a Peter, un alemán de Colonia que se presentó como nacido en el único pueblo alemán con Carnaval y liberación sexual. Peter era el típico alemán, pelirrojo, ojizaul, grande, en pantaloneta y sandalias tipo Condorito en el frío más fuerte del verano en la noche en Bogotá. Al rato estuvimos hablando del exceso de arquitectos e ingenieros en Alemania, de los problemas del mundo, de lo idiotas que son casi todos los gringos y lo que él en su viaje había conocido de Colombia. Mencionó Taganga por encima de Santa Marta, y luego alzó los brazos blancos para gritar : ¡Viva Colombia!

Mi amigo P. se puso serio, luego se rió y le dijo, nada de viva Colombia, viva la pola, viva la cerveza, viva el chorizo. Al mirar a P, al escucharlo decir eso, con todas las distancias del caso, recordé inmediatamente uno de los diálogos más famosos de Casablanca. Mientras los alemanes nazis llegaban a Casablanca y controlaban a los franceses de la zona, el americano Rick atendía su bar. Al llegar al bar de Rick se sientan en una mesa un oficial italiano, un oficial francés y un oficial de la SS alemana e invitan a Rick a un trago. Rick nunca bebe en su bar frente a los clientes, pero los acompaña. Cuando le preguntan de qué nacionalidad es como preguntando por quién tomaría partido, Rick les contesta que su nacionalidad es: alcohólico. El francés sentencia que eso lo hace compatriota de medio planeta.

2. La estética ideológica RCN y el caso de "El Jugador"

Primero me disculpo por la tautología posible en el título ante los más quisquillosos en teoría social. Ahora bien, si llegan a creer que el país que más les gusta a las personas con complejo Bond es Inglaterra están muy equivocados. Ese país es Colombia. También declaro por principio que detesto a RCN más de lo que puedo detestar a El Tiempo. RCN es una cadena hecha por la élite del país, para ellos, para que se sientan identificados mientras compran ropa de diseñador, para los que cambiaron el INEM de Kennedy de Francisco el matemático por niños bien de colegios del Norte. Se me sale aquí la pendejada propia de Jaime Ruiz, pero estoy seguro que Jaime sería un fan del noticiero de RCN. Yo, lo acepto, pienso que ese es el peor noticiero y el peor canal de televisión del mundo, parcializado, mentiroso, cobarde, sólo amplifica la voz de su amo. Esta vez me deje llevar por el televisor y empecé a ver un nuevo programa que se llama "El Jugador".
El formato es británico, la ideología y lo parcializado es propio del más ramplón uribismo. Era el inicio de la primera ronda de juego y ya sabía quién iba a ganar, y no soy adivino ni nada por el estilo. La deducción era simple, iba a ganar el que dijo que había hecho curso de sub oficial. Se comportaba de manera perfecta, un jean y una camiseta que decía POLICEMEN, una sonrisa perfecta, confianza total, un hombre resuelto en sí mismo, como el buen presidentico, todo pantalla de medios. Su autoconfianza la amplificaba con el movimiento de su mano, tirando y recogiendo una ficha de casino. El personaje era todo un sobradito, mezcla entre yuppie y militar (el delirio para una niña estilo fashion RCN). A él se enfrentaba el que tenía pinta de padre de familia, el que tenía pinta de estudiante pobre y juicioso, el que tenía pinta de intelectual y el joven yuppie. Primero se retira, cuando iba ganando, el que parecía ser la representación del estudiante pobre. El que tenía pinta de intelectual sólo era pose, brazo cruzado, mano en la barbilla, con la muletilla de 'el conocimiento no se improvisa' aparecía en todas las rondas ante los colombianos como un farsante, un impostor que no había contestado bien casi ninguna pregunta y sólo cañaba con su presencia de intelectual. El resultado era obvio, estamos en la Colombia uribista, aquí gana el hombrecito, el milico, el duro, el 'chacho', el James Bond. Los intelectuales son unos farsantes de pura pose, los verdaderos hombres son otros, no hay padre de familia, ni yuppie, ni joven estudiante, es él, el suboficial de gran sonrisa el que se queda con los millones y las chicas en vestido de lentejuelas.
Por si no se han dado cuenta, eso es RCN, un canal lleno de fashion que dice que en Colombia todo está bien, que saca las noticias de la parapolítica con versión oficial, fuente oficial, y en la mitad del noticiero, casi como si no importara, ese es RCN, el canal que desde hace más de cuatro años casi siempre, y más siempre que casi, despliega en sus cinco primeros minutos de emisión noticiosa la imagen triunfante de su presidente. Por la sola ideología del canal, antes de la primera ronda de preguntas ya sabía que iba a ganar este personaje, que en la trama los que se precian de ser un intelectual iban a quedar mal parados. Yo no soy gran analista de medios, pero es que RCN es en verdad el peor medio de Colombia.
Pensé en gritar ¡Viva Colombia! ¡Viva La Nación Soñada! pero, a estas alturas de mi país y con este presidente, prefiero decir como P: ¡Viva la pola!. Y mejor, me declaro como Rick un alcohólico. Y prefiero mil veces tomarme la ginebra callado como Rick que fanfarroneando como el idiota de James Bond pidiendo su agitado y no revuelto, cosa que ya dice mucho de Bond ya que no tiene ni la más remota idea de que la ginebra en martini nunca se debe tomar agitada.

P.D: el DVD que tengo de Casablanca tiene un pésima traducción, por eso Rick aparece en la foto contestando con la palabra ebrio en lugar de alcohólico.

9 comentarios:

Gabriel Báñez dijo...

De 1 y 2, el mismo movimiento, la crónica justa, socarrona y feroz para una realidad que duele. La mujer aterrizando en el barrio Egipto con su San yong, el programa. Me gusta y mucho, Mazo, el estilo tan directo y descarnado, la perspectiva de quien concluye, lacónicamente, con eso de la patria del alcohol. Toda cuestión polémica es, en el fondo, afectiva. Te agradezco el post, palabra, amigo.

El Mazo dijo...

Gabriel: un honor tenerlo por acá, y muchas gracias por lo que ud dice. Me disculpo por los problemas de referencias espaciales y televisivas muy colombianas, este era un post de esos que se escriben con rabia por no haber podido escribir lo que quería, y con muchas referencias oscuras para alguien que no sea colombiano. Gran pecado ese, me declaro de la gran nación mundial de alcohólicos y sólo hablo en clave de colombianos. Tendré que aplicar más amenudo el detector de mierda en mis post para evitar tantas referencias y contradicciones de estas. me alegra pensar que esto es una crónica, no la había visto así, ¿será verdad eso que dicen por ahí que ya los post se están volviendo un nuevo género de escritura?
Fraternal abrazo desde la nación del Gin.

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Amigo de copas, de chorizo y de algunas concordancias, lo de RCN, léase Radio Casa de Nariño pertenece a la estirpe de ese mal llamado "síndrome Ciudadano de Kane", cada ciclo de poder se plataforma en los medios, que no deberían llamarse medios sino octavos de información, ellos manipulan unas mentes que además sueñan con la manipulación porque de esa manera se evita pensar...en ese nicho florecen los amos y señores del poder, los paracos, los narco-políticos, los combatientes del dinero y los guerreros de pasillos, todos unos especímenes dignos del un Bestiario, a lo Cortázar, por eso esas damas como la de su relato creen que el dinero les permite regresar a su nicho primigenio a "descrestar" porque han escalado otro peldaño en la pirámide de Maslow, aletargando en las mentes del pueblo la idea de que por ahí es el camino.
También quisiera que el grito de esta patria fuera unísono, pero me quedó chupando cerveza en un bar cuyo fondo musical relata: "Y para no olvidarme de lo que fui, mi patria y mi guitarra las llevó aquí, una es fuerte y es fiel, la otra un papel" (serrat)

JUAN dijo...

Diego: no sin razon le dicen Radio Casa de Nariño... habria que recordar que alias "el apretadito" ( tal como lo bautizo Vlado) termino rebajandole a esta empresa el valor de la concesion del espectro electromagnetico...

Al punto que quiero llegar es el siguiente: en un estudio sobre el clientelismo en colombia, Francisco Leal Buitrago muestra como el germen de esta oprobiosa enfermedad, esto es, la base sobtre la que se erigen las clientelas, es el favor, el pago de favores, tal cual como reza aquel adagio que dice: FAVOR CON FAVOR SE PAGA.

Y vaya que lo estamos viendo: los paras favorecen a uribe y su comitiva con votos y este los favorece con la mas cinica amnistia; los congresistas votan las leyes del presidente y este les paga con cuotas burocraticas... y etc porque nunca acabaria de enunciar ejemplos.

El Mazo dijo...

Gamboa: esa es la actitud, la del salmón

Juan: ah cigarra, eso un tal Mauss lo llamó Potlash y funciona lo mismo con uno, os i no, par qué otra razón uno invita, de puro favor, a una vieja a un café o un martini (más efectivo)

Astrolabio-jsa dijo...

Algo vió el alemán, digno de loar. ¡Viva!

El Mazo dijo...

Aghh, sí, y lo peor es que se me adelantó el Canal Caracol con la noticia sobre el narcoturismo en la Sierra que iba a ser el tema original de la entrada.

The Cat dijo...

Partida de Resentidos, alcoholicos izquierdistas de miercoles, que buen articulo, me gusto mucho, la vieja de la sanyong no seria por casualidad yidis, jajaja, bueno a lo mejor la mujer de un esmeraldero boyacacuno, o una prepago bien remunerada, ahy dios del pais del sagrado corazon, cada dia mas locos, cada dia mas pobres, cada dia mas enfermos, cada dia sobreviviendo en un pais de oligarcas y CIEGOS...

Saludes a los Chorizeros del barrio EGIPTO...

El Mazo dijo...

The Cat.. yo soy un resentido alcohòlico de izquierda, por eso me siento mejor con el chorizo de Egipto que con la carne de res de Andrés :)