jueves, julio 19, 2007

Memoria de un 19 (2). Carlota Corday

Pagó con un bucle de su cabello el último retrato antes de subir a la guillotina. La asesina de Marat, la asesina del monstruo. Al morir dijo orgullosa:
- ¡Yo he cumplido mi tarea! ¡Ahora los otros harán lo demás!
Consideraba a Marat y a la época de terror que él fomentaba desde sus escritos, los verderos traidores de la revolución.
Era un 19 de julio. Mientras era conducida a su muerte ocurre una de las historias de amor más hermosas del mundo. Cuando la raíz del romanticismo apenas asomaba sus brotes, una de las hojas verdes fue Adam Lux.
 
Adam Lux era un alemán entusiasta de la revolución. Había decdido incluso cambiar su nacionalidad en honor a la revolución francesa. Era un testigo más de la ejecución de la asesina de Marat, "el amigo del pueblo". Como testigo la vio caminar orgullosa de su acción. Había estudiado en filosofía el entusiasmo. Se enamoró de Carlota. Sólo vio a su amada unos minutos antes de que perdiera la cabeza. Demostró su amor con diversos escritos y panfletos, exaltando las cualidades de Carlota. Estas demostraciones le causaron ser condenado a la pena de muerte. En honor a ambos murió bajo el mismo castigo. Marat descansab en paz junto con el terror posterior a la revolución.

Imagen:Jacques-Louis David - La Mort de Marat.jpg

 
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que pintor venezolano pinto la asesina de marat

El Mazo dijo...

La verdad no sé, la pintura de Marat es la más famosa de David y la litografía de Corday es de François Séraphin Delpech.