sábado, enero 20, 2007

Lo bueno de verdad

Esto no pretende ser una reseña de crítica literaria o crítica de cine. Es algo personal y solo debe servir para alertarlos sobre un nuevo libro que podría circular en Colombia. Este post es para contarles algo de la historia de una autora francesa, para contarles algo de la historia de una actriz de cine, y una ex actriz porno francesa. Un post para defender la literatura 'trash' que trata de la vida cotidiana y actual sobre otro tipo de literatura 'culta' que se enfrasca en el canon clásico. Este post, como toda historia humana, tiene violencia, sexo, pornografía, prostíbulos, libros de culto, mujeres hermosas con armas, entrevistas y una 38 smith & wesson de la especial en una portada rosada, solo que en este post todo eso se encuentra escondido en sus personajes. Como diría un cuento de Cult Fiction: toda buena historia debe empezar en Barcelona, o en Nueva York, pero esto no es una buena historia, solo es algo que empieza en el sur de Colombia.
Debía ser el año 2000 y había llegado por la razón de siempre a la casa de Lobo. Como era de esperar, me desentendía en las mañanas muy madrugadas en la biblioteca de Lobo, para pasar los malos ratos que me producían el aplazamiento perpetuo de los buenos. Ahí encontré un libro que se anotaba bajo el sello Reservoir Books. Era rosado y tenía un revólver en la portada, su título era Fóllame. La autora era francesa, Virginie Despentes era su nombre y su año de nacimiento 1969. Su nacionalidad, nombre y año de nacimiento, con un libro titulado Fóllame ya suple cualquier biografía. Lo leí sin parar. Le pedí luego el libro prestado a Lobo, lo leí varias veces hasta que pasó a las manos de las faldas de siempre. Allá debe estar bien, si es que está. Lobo dio por perdido el libro, aunque creo que al mes lo recuperé con otro.
Los libros de 'Reservoir Books' fueron una fijáción por un tiempo. Iba a la Lerner y sacaba esos libros del estante como si fueran revistas porno. Leí casi toda la colección. Falena debe todavía de tener uno que otro. Muchos amigos que llegaban a la feria del libro buscando la experiencia un poco infantil de robar un libro tenían en esa colección mis recomendados. Parecían ser libros prohibidos, libros de culto, libros para ser robados. Recuerdo títulos como "Automatanza". Yo mismo tuve cuatro ediciones distinas de "Fóllame", hoy todas perdidas. Incluso una recopilación de cuentos de autores que publicaban para Reservoir Books (que no era un sello sino una tendencia al interior de Mondadori) lanzaron una antología de cuentos bajo el título 'Almanaque. After Hours. Una muestra de Cult Ficition'.
Pensé que iban a ser para siempre libros de baja nota, de restringida circulación, manteniendo una inocencia igual a la de un prostíbulo que no se haya convertido en un set de grabación para Caracol o RCN. Pero llega el momento en que uno se despierta un día, va a trabajar y consulta El País de España por costumbre. Por una ruta aprendida busca el suplemento Babelia y se encuentra de nuevo con Virginie Despentes, ya no escondida, ya no tan mal vista, en la primera plana de Babelia. Hablaba de un nuevo feminismo.


Virginie Despentes

En esa pequeña entrevista tiene la siguiente reflexión sobre la estúpida división entre lo femenino y lo masculino: "No creo por un instante en la femineidad, que sería un despliegue biológico o químico de cualidades particulares en todas las mujeres. Tampoco creo más en la virilidad que reuniría a todos los hombres. No me parece que Bruce Willis y Woody Allen se parezcan en nada. Ni tampoco Britney Spears y Angela Davis. Dividir a la humanidad en dos partes para tener la sensación de haber hecho un buen trabajo me parece bastante grotesco".
Pensé en ese momento que la Despentes se había convertido en una best seller, y en otras palabras: una vendida. Pero me hizo aplaudir cuando leí la siguiente pregunta que aquí transcribo:
"P. Cuando escribe que "explota su femineidad si se
prostituye", me cuesta pensar que no deje una huella traumática...
R.
Sinceramente, ¿cree que la prostitución deja más traumas que la exposición
mediática? Lo que hago hoy en día para ganarme la vida como autora mediatizada
es humillante y doloroso. Y nadie me compadece. La prostituta deja libre el
fantasma del miedo a que las jóvenes se hagan prostitutas, por eso insistimos en
el lado doloroso de ese oficio.
P. Tal vez la posesión física sea también la
posesión moral de la persona...
¿Todo acto físico no deja una huella
emocional?
R. Si he practicado ese oficio durante un tiempo era porque me
resultaba fácil. Más transparente que otros trabajos que he podido tener. Todo
intercambio físico deja una huella emocional, sí, pero no siempre negativa. No
digo que todas las mujeres puedan hacerlo. Digo que, para algunas, es un trabajo
como cualquier otro, incluso más interesante que otro. No vivimos en un mundo
donde todo el mundo esté feliz con pagar su hipoteca.
P. Para usted la
femineidad es una forma de servilismo, un puterío. Una mujer sumisa es una mujer
sin rostro, ¿por dónde empieza la revolución?
R. Convertirse en lesbiana
sería un buen comienzo".
Una mujer que había escrito una novela en la que dos mujeres casi que enamoradas van matando a todo lo que se les aparezca, y sólo por eso la acusaron de feminista, deja muy claro que su novela habla de emociones sin género. En una biografía que se encuentra en Internet en la página de evene.fr, se dice de ella:
"Candidate libre au bac, Virginie Despentes fait tous les métiers : femme de ménage à Longwy, hôtesse dans un salon de massage à Lyon, pigiste pour des journaux rock et porno ou vendeuse au rayon librairie du Virgin Megastore à Paris. Fille unique de fonctionnaires, elle brave les interdits familiaux en devenant une véritable égérie 'underground'. Auteur d'ouvrages sulfureux et décriés, elle dépeint un monde malsain et vil qu'elle n'a que trop côtoyé. Ses romans au style littéraire innovant, alliant vulgarité et réalité, font d'elle une madone de la littérature 'trash'. Après une retentissante adaptation cinématographique de son livre 'Baise moi', Virginie Despentes, lassée des étiquettes qu'on lui attribue, décide d'aborder des thèmes optimistes avec 'Teen Spirit', son quatrième roman qui traite outre de la paternité, de réussite sociale... changement radical ! Enfin, en 2006, elle tombe le masque et raconte dans 'King Kong Théorie' comment elle est devenue ce personnage controversé".
De toda la colección de Reservoir Books mi libro favorito era 'Fóllame'. Nunca pude conseguir la edición en francés. El año pasado, en circunstancias muy extrañas y hasta placenteras, vi la película. Se encontraba bajo su título original en francés, Baise Moi. Eran 77 minutos de una gran historia de los suburbios de París. Mucho sexo explícito, violencia gratuita y un drama que las dos protagonistas pagan muy caro.


Karen Bach



Despentes fue codirectora de la película. Su actriz principal, Karen Bach, era una actriz porno, prostituta durante un tiempo. Se suicidó en 2005, a sus 31 años. Esta fue la única película que realizó fuera de los circuitos del cine triple x. Era muy buena actriz. Creo que es para mujeres como ella para quienes escribe Despentes, creo que es para hombre y mujeres que están al borde, en el subsuelo de las ciudades para quienes escribe Despentes. Para personas como Karen Bach, (arriba en la fotografía), mirando con ganas de comerse el mundo.


Karen Bach - arriba en el fotograma de la película Baise Moi

Sobre la película pensé en dejar un youtube, pero el único youtube que conseguí es demasiado violento (no recomendado para menores de 21 años) y sólo dejo el link: Baise Moi en youtube. Para personas que no gustan de la violencia gratuita les dejo la página oficial de la película. En la página oficial pueden apreciar un trailer más amable para todo público.
Después de mucho buscar a Virginie Despentes, a través de Plotino me llegó un libro de las contraseñas de Anagrama. Se titula "Lo bueno de verdad". De eso ya hace unos cuatro o cinco años. Ahora, al parecer se puede encontrar "King Kong Théorie". Sin duda iré a conseguirlo, y sobre ese texto sí haré una mención o reseña literaria, aunque la verdad hay autores a los que forzar su texto con gestos académicos les quita la vitalidad que desprenden, como pasar Karen Bach por ciertos circuitos acabó con su vida, como para Despentes es mejor ser puta que autora reconocida.
Esa relación entre la Bach y la Despentes es clave para interpretar una obra como "Lo bueno de verdad" en la que dos gemelas, hijas de un matrimonio machista, con madre que no se queja de los golpes de padre, van por la vida con rumbos distintos. Un poco como la Justine de Sade. Una hermana es de novio de toda la vida, bien vestida y decente, la otra hermana es la puta, la guarra. Un día la hermana puta desaparece y la buena toma su lugar, soportando los golpes y el sexo salvaje al que era sometida su otra hermana, encontrando el placer prohibido a ciertas mujeres, encontrando lo bueno de verdad. Mejor dicho, existe una gran diferencia entre los escritores que juegan a ser Mario Mendoza y se van de putas por La Caracas, a los escritores que sí vivieron entre las putas y las consideraron sus amigas por la simple y sencilla razón de que no dividieron al ser humano por barrios o ropa, como ciertos yuppies hacen, inconscientes pero aún así lo hacen.
Los dejo con este extracto de "Lo bueno de verdad":
"Agitaba su paquete de cigarrillos con un asco divertido. Luego levantaba el vaso a su salud, esperando que brindara. Olía bien y él, sentado frente a ella, percibía su olor. Cruzaba modosamente las manos sobre la mesa y llevaba las uñas pintadas de rosa. Nicolas no sabía distinguir si iba de kitsch total para aparentar un estilo definitvamente propio, o si en el fondo le parecía el súmmum de la distinción.
Más tarde, en varias ocasiones, le preguntaría: 'Pero ¿por qué te vistes tan descaradamente de puta?' Con la mirada hacia el ciel, ella contestaba: 'Oye, guapo, puedes soltarme el rollo que quieras, que yo ya sé que a los hombres les chifla. Que parezca absurdo, es otra historia, lo que cuenta es que siempre da resultados".
Se aplica el mismo párrafo a cierta literatura. A veces cierta literatura 'trash' resulta más honesta que, por decir un ejemplo, un Kikelin Serrano.



Karen Bach

6 comentarios:

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Interesante recorrido por está autora del submundo...y no sè por qué no me sorpende que el lobo haya tenido que ver en todo esto...
Saludos

::::W:::: dijo...

que más, viejo? pues si, yo también me devoré el libro, después de ver la película. Muy urbana, cruda, una versión en femenino para llevard e Bukowski.

Un abrazo, man

Arlovich dijo...

Qué lecturas aquellas!. Luego de esa que mencionas he leído a la surfistinha que también putiaba y lo contaba en el blog y toda la cosa, hasta que se casó y descubrimos que todo era de la estructura del cuento maravilloso de Vladimir Propp y que no tenía nada que ver con la novela negra. Pa serle claro: las putas también sueñan con el príncipe azul y también escriben novelas rosas.

Qué escribe ahora la Despentes? no lo dices en tu nota. El comentario solo elogia la entrevista, ojalá aparezcan textos.

Mazo querido: también desapareció de mi biblioteca el almanaque de reservoir books, intuyo que fué en una madrugada de sonámbulos. Da igual: yo también he saquiado tu biblioteca. En esa antología apareció un cuento futurista que me pareció del carajo. ¿Sabes algo de su autor?. Nos vemos una de estas madrugadas.

El Mazo dijo...

Gamboa: Virginie es muy de este mundo, y claro que el Lobo tiene que ver. Sòlo faltarìa mencionar a Arguello con otro texto y listo.

W: Gusto en volver a verlo por acà, y dando la cara en su blog, bienvenido a lo virtualidad total. Y sì, es una versiòn en femenino de muchas cosas ese texto.

Lobo: como asì que Mazo querido, se està dejando contagiar de la escritura de comentarios blog chinazo. Muy mal eso. Juaaaa. Obvio que el almanaque lo tengo, y claro que el cuento futurista ese trata sobre la memoria, ya sabrà por què lo tengo, je. En cuanto al libro de la despentes si se emenciona, se llama La teorìa Kin Kong

Anónimo dijo...

Pues para vuestro conocimiento, el libro "Teoría King Kong" de Virginie va a salir a la calle el 8 de octubre, y creedme que promete...

M.J.S. dijo...

Hola¡A mi también me gusta mucho la literatura de Virginie Despentes. Ella tambien ha hecho otras cosas:ensayos, canciones, películas...Quizas ese tipo de literatura no sea "bonita", pero es y será, necesaria...Aprovecho la ocasión para invitarte a mi blog:www.mundosimaginarios.com
Saludos¡Paz y literatura¡