martes, enero 02, 2007

Diccionario jázaro

Ya que J., menciona la diferencia, yo aprovecho, copio la idea y transcribo algo del Diccionario jázaro de Milorad Pavič, muy apropiado para el nuevo año que inicia para mí, cansado y con sueño, sentado en un viejo monasterio.
Desde el Libro rojo, que trata de las fuentes cristianas sobre la cuestión jázara:
"SEVASTO, NIKON (siglo XVII) - Según una leyenda, junto al río Morava, en la garganta de Ovčar, en los Balcanes, durante algún tiempo había vivido con ese nombre Satanás. Era muy bondadoso, llamaba a todos por su propio nombre y trabajaba como protocalígrafo en el monasterio de Nikolje. Donde se sentaba, sin embargo, dejaba la impresión de dos mejillas, y en el lugar de la cola tenía la nariz. Afirmaba que en su vida anterior había sido diablo en el infierno judío al servicio de Gueburah y Belial(...)
En Agosto de 1670, en vísperas de la fiesta de los siete santos mártires de Efeso, cuando se comienza a comer carne de corzo, Nikon Sevasto dijo:
- Uno de los caminos seguros que conducen al verdadero futuro, pues también existe un futuro falso, es ir en la dirección en que crece tu miedo".
Desde el Libro verde, que trata de las fuentes islámicas sobre la cuestión jázara:
"AKSHANI, YABIR IBN (siglo XVII) - Según una leyenda de los tañedores de laúd de Anatolia, ése fue el nombre que llevó durante algún tiempo el diablo, y bajo el cual se presentaba a uno de los tañedores más famosos de laúd del siglo XVII, Yusuf Masudi. Ibn Akshani era también un tañedor de laúd muy hábil. Existe una notación suya para una canción, gracias a la cual sabemos que al tocar utilizaba más de diez dedos. Era un hombre notable, desprovisto de sombra, con ojos similares a dos pequeñas charcas enturbiadas. No quería divulgar entre los hombres sus teorías sobre la muerte, que prefería transmitir de manera indirecta, o sea relatando historias, exhortando a que leyesen los sueños, o bien a que conociesen la muerte con la ayuda de los cazadores de sueños. Se le atribuyen dos proverbios: 1) 'La muerte es una especie de nombre del sueño, auqneu ese nombre no es desconocido'; 2) 'El sueño es un final cotidiano de la vida, un pequeño ensayo de muerte. Esta es la hermana del sueño, pero no todo hermano está igualmente próximo a la hermana.' (...)
Según otra leyenda, Yabir ibn Akshani no está muerto en absoluto. Una mañana de 1699, en Constantinopla, echó una hoja de laurel en una cubeta con agua y sumergió la cabeza para lavarse el cabello. No permaneció sumergido más que algunos segundos. Cuando sacó la cabeza del agua y respiró, en derredor ya no se encontraba Constantinopla ni el imperio que existían en el momento en que había comenzado a lavarse. Se hallaba en un hotel de primera categoría, el 'Kingston' de Estambul, corría el año 1982 después de Isa, tenía mujer, hijo y pasaporte belga, hablaba en francés y solamente delante de él, en el fondo del lavabo de marca F. Primavesi & Son, Corrella, Cardiff, flotaba todavía una hoja de laurel".
Sobre la cuestión jázara, el mundo y el lector puede decidir si ese pueblo existió o sólo fue un sueño.

4 comentarios:

j. dijo...

Ojo ahí. El pueblo existió. De eso no hay duda. El sueño se limita al cisma religioso que sirve de base a la cuestión Jázara de Pavic. En realidad, los Jázaros se volvieron cristianos.

El Mazo dijo...

J. juaa, obvio, que por supuesto, que sí, que tenía claro que existió el pueblo jázaro. Sólo me pareció gracisoso hacer reinar la confusión (muy Tlon, Uqbar, Tertius).
En la historia de la polémica jázara tenía entendido que muy buena parte de ese pueblo se había vuelto judío. Igual, hay un libro (no tan ficción) muy parecido sobre el tema, se trata de uno de los textos del maestro Pedro Abelardo en el que se exponen las razones de un filósofo, un cristinano y un judío, de forma curiosa también presenta cierta división interna en tres textos con introducción y aclaración final.El libro, si no estoy mal se llama Diálogo entre un filósofo, un judío y un crisitiano. Tendré que volver a leerlo ahora que estoy rodeado de la vida de santos varones ilustres. Gracias de todas maneras por la visita, todo un honor tener al elefante azul por estos lados.

Anónimo dijo...

Uno o dos no bastan para toda su dimensión. Por lo pronto untársela, manosearla, el divertimento tal vez, escribir pequeños retoños que jamás serán siquiera imagen de la totalidad, pues esta es, justamente, la perspectiva del libro, ¿como Joyce, como Koestler, como Perec, como quién más? ¿Qué sabes de aquel "primer Estado judío", de aquel "primer ejército judío"? No basta, obviamente, un post –el tuyo–, ni dos –el tuyo y el de j.– para lo de Pavic, y bueno, sí, menos hermetismos, más espacios abiertos.

El Mazo dijo...

Astrolabio: mmm, no sé, vamos de las últimas frases a las primeras (aunque el orden no importa). Menos hermetismos, más espacios abiertos; Obvio que dos posts no bastan, la novela, en sus dos ejemplares es maravillosa y es una lástima que sea tan rara en Colombia, hoy mismo fui a una gran librería de la ciudad y se me dio por preguntarla, no tenían ni idea tan siquiera de Pavic. Hace unos dos años, en una feria del libro, el FCE trajo un libro de cuentos de Pavic, pero no son tan ambiciosos como el diccionario jázaro. El diccionario jázaro es para leer y soñar, no se puede describir su belleza con dos o tres fragmentos regados por ahí. Esa nunca fue la intención.

Sobre el primer Estado judío y el primer Ejército judío no sé mucho, la verdad, sólo los chismes que todos podemos saber, pero ese es un tema que me preocupa más porque salga en un comentario de un libro que trata sobre la polémica entre un judío, un cristiano y un musulmán. En temas de religión, y en especial sobre el tema judío, prefiero no opinar.(Malas experiencias pasadas :S)

Pavic es muy bueno, cierto, pero no es Joyce con 'Ulises', no es Perec con 'La vida, instrucciones de uso'. La obra es ambiciosa, muy buena, pero no creo que cubra la totalidad del alma humana. Uno de sus juegos es recuperar a Adán, pero esa esencia se filtra entre las páginas del libro, se escapa. Para eso creo que sirve la buena literatura, nos da pinceladas del alma humana, pero el cuadro nunca es completo. Es más, creo que no debe ser completo.

Hombre, aprovecho para decir que gracias por el pasado saludo de año nuevo. Y que Feliz Año.